Comida yucateca

La gastronomía de Yucatán es uno de los ejemplos más notables del mestizaje en América. Utiliza ingredientes originarios de la península y otros que llegaron desde lugares distintos. La comida yucateca ha evolucionado al paso del tiempo, incorporando técnicas de preparación y el toque especial que se le da en cada poblado.

Legado de los mayas

Las culturas prehispánicas tuvieron como base de su alimentación el maíz. En la Península de Yucatán los antiguos mayas cultivaban frijol, calabaza para obtener pepitas, chaya, chile habanero y el legendario achiote.

La influencia del exterior

Como en el resto de México, la cocina recibió una enorme influencia de Europa y Asia a través de ingredientes y técnicas que se fueron perfeccionando al paso de los años, aunque conservando la identidad prehispánica. De oriente llegaron el ajo, la naranja y los embutidos. Mientras de Europa el trigo, la lechuga y el cerdo, uno de los ingredientes principales en la gastronomía yucateca.

El chile habanero

Es uno de los elementos básicos para acompañar la comida yucateca. Existen de muchos colores: verdes, naranjas, rojos e incluso morados. Aunque tienen un sabor muy particular e intenso picor, para muchos resulta imprescindible para acompañar unos tacos de cochinita pibil, un taco de lomitos o un sabroso salbute.

Cochinita pibil

El platillo más famoso de la vasta gastronomía yucateca. La cochinita pibil al estilo tradicional, se cocina en un hoyo en la tierra envuelta en hoja de plátano. Se condimenta con varias pimientas, naranja agria y la tradicional pasta de achiote que en Yucatán se conoce como recado. Se sirve con tortillas, frijoles molidos y cebolla morada picada finamente con limón y el imprescindible chile habanero.

Poc chuc

Un platillo regional muy popular en las pequeñas comunidades. Son filetes de cerdo marinados con pimientas y jugo de naranja agria. La manera tradicional de prepararlos es en un asador de carbón y se acompañan con tortillas hechas a mano y una salsa con jitomate, cebolla y cilantro.

Lomitos de Valladolid

Es uno de los platillos más populares del Pueblo Mágico de Valladolid. Esta delicia consiste en lomo de cerdo cortado en cubos pequeños que se cuecen lentamente en caldo de pollo y manteca hasta reducirse el líquido. Se agregan después puré de tomate y huevo duro picado, para comerse en tacos.

Relleno negro

Este platillo es un estofado preparado a fuego lento con distintas especias, adquiriendo una tonalidad oscura semejante al mole, aunque menos espeso. El relleno negro se puede preparar con carne de pollo, pavo o cerdo, y es un manjar tradicional en la Península de Yucatán.

Sopa de Lima

Un clásico de la cocina de Yucatán. La sopa de lima se hace con caldo de pollo con tiras de tortilla frita. Se adereza con aromáticas limas de la región y desde luego, un toque picante con una salsa de chile habanero.

Panuchos y salbutes

Los antojitos clásicos en Yucatán son los panuchos y salbutes; se pueden preparar con pollo, pavo, relleno negro o cochinita pibil. Los panuchos consisten en una tortilla que se abre a la mitad y se rellena de frijoles molidos. Se preparan fritos hasta quedar ligeramente dorados y suelen servirse con un poco de lechuga, cebolla morada y un poco de aguacate. Los salbutes se preparan de manera muy similar a los panuchos, pero la tortilla es más suave y gruesa, además de no se rellena con frijoles.

Huevos Motuleños

Un platillo típico de desayuno que se conoce en la mayor parte de México. Consiste en huevos fritos sobre una tostada de maíz untada con frijoles refritos negros. Se bañan en salsa casera de tomate y se sirven con chícharos, jamón picado y queso rallado.

El pibipollo

Es un tamal de gran tamaño que se prepara para la celebración del Hanal Pixán o Día de Muertos. También es conocido como mukbil pollo o mucbipollo, de acuerdo al método de cocimiento. La manera tradicional es enterrado en un hoyo en la tierra; se rellena de pollo o cerdo con condimentos y se envuelve en hoja de plátano.

Licor Xtabentún

Este licor es típico de Yucatán y un excelente digestivo por su sabor dulce. Se produce con el néctar de la flor de Xtabentún, teniendo un sabor un tanto similar al anís, aunque con un toque de miel de abeja. Además, la flor está relacionada con la leyenda maya de la Xtabay.

Chocolate maya

Las culturas prehispánicas consideraron el cacao como parte primordial de sus alimentos y costumbres. Fue utilizado ampliamente como moneda en los concurridos mercados de las grandes ciudades. En diversas comunidades de la Península de Yucatán, aún se prepara chocolate maya con las técnicas ancestrales y es toda una delicia.